En este proyecto me acompaña el guitarrista y entrañable amigo Marcelo Pillado, a quien conocí en el verano de 2018. Después de un par de conciertos conjuntos, en los que él supo acoplar su guitarra a mis canciones de manera improvisada, le propuse grabar conmigo. Aceptó generoso ofreciéndome su maestría, sus opiniones certeras, su confianza e ilusión en este trabajo, pero sobre todo, su cariño y su amistad. Ha sido grabado y mezclado por Ignasi Canals en los Estudios Two Ties de Barcelona y masterizado por Víctor García, de Ultramarinos Estudios.

Este primer disco es una selección de once de mis canciones. Comienza con la canción Juglar de carretera, como expresión de mi identidad. Le sigue Amigo del viento, que da nombre al disco, un canto a la libertad. Me paseo por títulos en los que rindo homenaje a mi guitarra (Guitarra) o a las contradicciones de cada ser humano, como en Todo mezclado.

En el ecuador del disco, la canción Guernicari begira (Mirando al Guernica), cantada en euskera y recitada en castellano por la poeta Ángela Serna, nos permite visualizar el cuadro de Picasso como una voz que se alza a favor de la paz. Y a continuación, Palabra libre, un homenaje a poetas y cantores frente a palabras vacías y falsedades.

Mi comprensión del amor y también algunas vivencias personales se muestran en canciones como Será, No quiero ser, Amor se llama el duende o Mucho y más. En ellas me alejo de los mensajes que comúnmente se escuchan en este tipo de canciones, que exaltan la posesión y la exclusividad, y propongo una mirada detenida a los pequeños detalles cotidianos, allí donde se revela el amor que “lo arregla todo mientras duermes”.

El disco finaliza con el que se ha convertido en un himno entre mi público: Me quedan mil, un mensaje que resume lo que deseo transmitir con mis canciones.

Letras de las canciones

En carreta de chapa y cuatro ruedas
ha salido el juglar con su epopeya,
le quedan por cantar aún mil poemas,
su casa se le queda demasiado pequeña.

Decidido hacia el sur, a la meseta,
le llama sin saberlo, poderosa,
aquella vieja tierra antaño recorrida,
tantas veces cantada, llorada por poetas.

En la plaza del pueblo, pertrechado
de  canciones, rasgueos de guitarra,
los héroes anónimos que canta
ya no ganan batallas,
ya no conquistan nada
ni aplastan enemigos
ni arrasan la morada
de los que siempre pierden,
da igual que los defienda
tal dios o tal espada.

Por la calle se acerca el herrero del pueblo,
y la niña traviesa juega con la guitarra,
la gente poco a poco estrecha la distancia,
la humanidad ansía, tal vez, ser abrazada.

Y el pueblo a carcajadas comprenderá de nuevo
que el poder va en pelotas y, mira, ni se entera,
ciego de su ambición, ufano se pasea
mostrando impunemente sus vergüenzas.

Por eso abren sus brazos
los héroes anónimos que canta,
que no ganan batallas,
que no conquistan nada...

Y le abrirán sus brazos
campos recién segados,
la sombra de unos árboles,
olores a lavanda,
los viejos del lugar,
las niñas de la plaza,
los héroes anónimos que canta.

Y todo queda en calma cumplida la tarea,
dos jóvenes se besan en la estrecha calleja,
y allá se va el juglar blandiendo su guitarra,
el río infatigable cantando lo acompaña,
ya se marcha el juglar por carretera,
en carreta de chapa y cuatro ruedas.

Uaeoh, uaeoh, uaeoh.
Soy amigo del viento
que sopla donde quiere,
no sé si va o si viene
y no hay quien le detiene,
ni quien pueda encerrarlo
entre cuatro paredes.

Soy amigo del viento
que me levanta en vuelo
con sus enormes alas
hacia la libertad,
abriendo paso al sol,
despejando mi cielo, uaeoh.

Soy amigo del viento
que canta lo que siento,
llévale mis canciones
a quien falte el aliento,
hasta aquellos rincones
adonde yo no llego.

Uaeoh, uaeoh, uaeoh.

Soy amigo del viento
que me habla de otras tierras,
le acompañan las lluvias
con sabor de otros mares,
me cuenta mil historias
de otros pueblos y gentes.

Soy amigo del viento
que no usa pasaportes
ni sabe de fronteras,
de lenguas ni naciones,
hermano de los hombres
que aún anhelan ser libres, uaeoh.

Soy amigo del viento...

Soy amigo del viento
que abate impetuoso
altivos corazones,
y amigo de la brisa
que acaricia mi frente
cuando ya cae la tarde.

Soy amigo del viento
que sopla donde quiere,
no sé si va o si viene
y no hay quien le detiene,
ni quien pueda encerrarlo
entre cuatro paredes. Uaeoh...

Soy amigo del viento...

Soy amigo del viento uaeaeoh...

Soy amigo del viento eoh,
del viento aeoh,
del viento, del viento uaeaeoh.

Soy amigo del viento uaeaeoh...

Guitarra,
amiga y compañera
de mis largas esperas,
hoy canto para ti.

Guitarra,
cuando toco tus cuerdas
recupero las fuerzas,
¡qué haría yo sin ti!

Guitarra,
el sol que me amanece
en todas mis mañanas,
conoces mis entrañas.

Tus notas
son luces en mis sombras,
las manos que acarician
el fondo de mi alma.

Guitarra,
cuando estás en mis manos,
eres mi propio cuerpo,
yo sin ti no me entiendo.

Guitarra,
tú sacas de mi adentro
las perlas más preciosas,
lo que de mí hay más cierto.

Guitarra,
no se acalle tu canto,
y sigas enjugando
de la gente su llanto.

Guitarra,
llegue tu voz al cielo,
que todo el mundo sepa
lo mucho que les quiero.

Guitarra...

Guitarra,
el sol que me amanece...

Guitarra,
amiga y compañera.

Está todo mezclado
en este ser humano,
en este hombre de barro
que camina a tu lado.

La prisa con la calma
se funden en mi alma,
cuando llega la noche
doy vueltas en la cama.
El amor con el miedo,
la certeza y la duda,
el riesgo y la pereza,
descubro con sorpresa que...

Está todo mezclado...

Me lanzo hacia el futuro,
mi presente está oscuro,
le obligo a mi memoria
que detenga su noria.
Miserias y riqueza,
violencia con ternura,
lo que hay en mis entrañas
¿no será una locura?

Está todo mezclado...

Deja que crezcan juntos
el trigo y la cizaña,
quien quiere ser perfecto,
¡cuántas veces se engaña!
La lluvia le hace al sol
brillar en mil colores,
¿por qué no puede ser
así en nuestros corazones?

Está todo mezclado...
Está todo mezclado
en este ser humano
que camina a tu lado.
Está todo mezclado
en este hombre de barro.

La ra rai ra ra…

No quiero ser la fuente de tu río
ni el ancho mar hacia el que te encaminas,
deja que sea lluvia que alimente
el caudal cristalino en tu torrente.
No quiero ser cimiento de tu casa,
si hubiera un terremoto se caería,
me basta ser ventana trasparente
para que en la mañana el sol te bese.

La ra rai ra ra…

No quiero ser el dios de tus creencias
ni axioma indemostrable de tu ciencia,
tan sólo ser hipótesis que oriente
la senda interminable de tu búsqueda.
No quiero ser la voz de tu conciencia,
filosofía de tu pensamiento,
aún me queda aprender a comprenderte,
te hará falta no poco de paciencia.

La ra rai ra ra…

No quiero ser el centro de tu vida
ni la razón de toda tu existencia,
pues yo no soy el aire que respiras,
ni fui quien te dio el ser, amiga mía.
No quiero ser el sol de tu universo
ni órbita inmutable en la que giras,
déjame ser estrella de tu cielo,
lumbrera cada noche en tu silencio.

La ra rai ra ra…

Déjame ser estrella de tu cielo,
lumbrera cada noche en tu silencio.

La ra rai ra ra…

Guernicaren aurrean
gelditu begira
azoka zuribeltza,
odola belztua.

Non ote, maitia,
mendien berdea,
teilatuen gorria,
kolore bizia?

Pintatzaile trebeak
argia piztu du:
garrasiak ikutu,
heriotza usnatu.

Non ote, kuttuna,
kontsolamendua,
umetxoen algara,
herriaren dantza?

Herri gizajoa,
beti zapaldua,
zauriaren odola
biharko lorea.

Esnatu, ene herria,
ta zoaz aurrera,
seme-alaba maitiak,
Guernicari begira.

Azokaren eguna,
madarikatua,
burdinezko hegoak,
gerraren besoak.

Non ote, laztana,
oskarbi urdina,
maitaleen musuak,
esne ta eztia?

Zaldiaren oihua
guregana heldu da,
emakumeen negarra
mende guztietara.

Non ote, maitia,
egun baretsua,
haurtxoaren logura,
gizon ikasia?

Traducción de Guernicari begira

Delante del Guernica
quédate mirando
el mercado en blanco y negro,
la sangre ennegrecida.

¿Dónde estarán, amor mío,
el verde de los montes,
el rojo de los tejados,
el color vivo?

El hábil pintor
ha encedido la luz:
tocad los gritos,
oled la muerte.

¿Dónde estarán, cariño,
el consuelo,
el jaleo de los niños,
la danza del pueblo?

Pobre pueblo,
siempre aplastado,
la sangre de la herida
es la flor de mañana.

Despierta, pueblo mío
y vete hacia delante,
queridos hijos e hijas,
mirando al Guernica.

El día de mercado,
maldito,
las alas de hierro,
los brazos de la guerra.

¿Dónde estarán, querida,
el cielo despejado y limpio,
los besos de los amantes,
la leche y la miel?

El grito del caballo
ha llegado a nosotros,
el llanto de las mujeres
a todos los siglos.

¿Dónde estarán, amor mío,
el día en calma,
el sueño del bebé,
el hombre que ha aprendido?

Quiero escuchar al monje,
la niña y el borracho,
dejad que el loco grite sus verdades.

Que predique el silencio de la noche,
que nos dejen creer en nuestros dioses,
que tome la palabra la ermitaña.

Que no calle el cantor,
¡viva el poeta!

Que se apague la voz de quien engaña,
del que usa las palabras como un arma,
verborrea fantasmal y disfrazada.

Que calle la jauría de impostores,
negociantes oscuros y traidores,
no soporto escuchar promesas vanas.

Que no calle el cantor,
¡viva el poeta!

Que no calle el cantor,
¡viva el poeta!
Preguntadle al bufón,
hable el profeta
contra la falsedad que nos rodea.

No alivian mis dolores frases hechas,
ni creo las palabras no sentidas,
aparentan caricias y no tocan.

Que cuenten otra historia sin comprarme,
que anuncien libertad sin amarrarme,
que si quieren que viva, no me maten.

Que no calle el cantor,
que no calle el cantor,
que no calle el cantor,
¡viva el poeta!

Amor se llama el duende
de cabellos dorados,
vestido como el mar,
su piel de trigo,
que viene por la tarde,
que nunca llega tarde.

Amor, ese es tu nombre,
susúrrame al oído tus canciones
y cura las heridas de la gente,
tapa los desconchados
y pinta luminosas las paredes.

Amor se llama el duende,
el que lo arregla todo,
mientras duermes,
déjale que te cante
los sonidos del bosque
las edades del tiempo,
las estrellas fugaces,
los secretos del viento,
las voces de la tierra,
el porqué de los sueños.

Amor te llamas, duende,
termina la tarea poco a poco,
sin que se entere nadie,
cuando todo está en calma,
cuando los peques duermen.

Amor, ese es su nombre,
un suave tintineo
se acerca por el bosque,
alegres cascabeles de sus pasos,
él siempre llega a tiempo,
él quiere visitarte.

Amor se llama el duende…

Amor se llama el duende...

déjale que te cuente...

Amor, él es el duende...
Si al levantarte encuentras
la chimenea limpia,
los zapatos brillantes,
un café con tostadas humeante,
es que te ha visitado,
déjale que se quede…
para siempre.

Tú eres más que el vasto firmamento,
que mi horizonte, mi camino y mi tiempo,
tú eres más que en todo lo que pienso
no se puede encerrar.

Tú eres más que todos mis intentos
por alcanzar aquellas altas cumbres,
tú eres más que el frío de mi invierno,
tú eres mucho y más, mucho y más.

Tú eres más que la canción del viento,
tú eres más que mares y desiertos,
tú eres más que un montón de razones
para seguir viviendo.

Tú eres más que un corazón latiendo,
tú eres más que un regalo del cielo,
tú eres más, no sé a quién se lo debo,
tú eres mucho, mucho y más.

Tú eres más que un sí pero no puedo,
que tus caídas, tus más altos vuelos,
tú eres más que lo que entre mis brazos
yo pudiera estrechar.

Tú eres más que lo que de ti entiendo,
que lo que das y lo que echas de menos,
tú eres más que todos mis anhelos,
tú eres mucho y más, mucho y más.

Tú eres más que la canción del viento…

Tú eres más que lo que me he encontrado
en tu mirada, en tus pequeñas manos,
tú eres más que lo que estas palabras
pudieran expresar.

Tú eres más que un corazón latiendo,
y mucho más que un regalo del cielo,
tú eres más, no sé a quién se lo debo,
tú eres mucho y más, mucho y más.

Tú eres más que la canción del viento...

Será que no atinaba
en esto de la vida,
o que me tropezaba
y a veces me caía,
será que no entendía.

Será que no acertaba
a hacer sonar la flauta
ni por casualidad
o que desafinaba,
será la soledad.

Será que me he rendido,
no quiero remar más,
me abrazo a la corriente,
me abandono al azar,
será la pleamar.

Será que las estrellas
están de nuestra parte,
o que esta vez las cartas
un hada las reparte,
será… qué sé yo qué será.

Será que hoy la vida
se ha puesto tan nerviosa
que ha derramado el río
y todo se inundó
y todo se llenó
de risas y de flores,
de besos y canciones,
será que nos lo dio.

Será que todo es nuevo
bajo el viejo castaño
y el umbral del otoño
se abrió de par en par,
será… ¡qué más nos da!

Será que tú venías
transitando el sendero,
yo con mis luces cortas
no alcanzo más allá,
será…, ya se verá.

Será que haremos fiesta
porque nos da la gana,
la música y el baile,
hoy prohibido llorar,
será que ya tocaba.

Serán sobre la cama
sábanas estrenadas,
amor, te tocaría
hasta rayar el alba,
serán hoy y mañana.

Será que hoy la vida...

Me quedan mil canciones por cantar,
me quedan mil poemas que escribir,
me quedan mil caminos por andar,
me quedan mil caricias que sentir.

Me quedan mil los mares que surcar,
me quedan mil historias que aprender,
me quedan mil partidas por jugar,
me quedan mil las fuentes que beber.

Me quedan mil.

Me quedan mil los cielos que admirar,
me quedan mil estrellas ver caer,
me quedan mil deseos que inventar,
me quedan mil los sueños por cumplir.

Me quedan mil los bailes por bailar,
me quedan mil botellas por abrir,
me quedan mil las copas que brindar,
me quedan mil te quieros por oír.

Me quedan mil.

Me quedan mil montañas por subir,
me quedan mil rincones que explorar,
me quedan mil momentos junto a ti,
me quedan mil las noches por amar.

Me quedan mil,
me quedan mil,
me quedan mil...

Me quedan mil.

Prensa

A media luz (esRADIO) 30/12/2019

Eva Guillamón entrevista al cantautor Karlos Zuazo (30 de diciembre de 2019)

https://karloszuazo.com/wp-admin/post.php?post=791&action=edit

 

La Fiaca (EITB) 23/11/2019

Entrevista a Karlos Zuazo y la presentación de su último CD "Amigo del viento".

https://www.eitb.tv/es/radio/radio-vitoria/la-fiaca/6647814/6841065/la-fiaca-y-los-jubilados23-11-2019/

 

Karlos Zuazo presenta
Amigo del viento
este domingo en Aldabe

Noticias de Álava, 20 noviembre 2019

https://www.noticiasdealava.eus/2019/11/20/ocio-y-cultura/cultura/karlos-zuazo-presenta-amigo-del-viento-este-domingo-en-aldabe